jueves, 8 de mayo de 2008

ESTAMBUL, UNA CIUDAD ATASCADA


Me paso el día pidiendo disculpas, pero es que llevo una vida muy achuchada. Me hubiese gustado escribiros anoche las peripecias de mi viaje a Estambul, pero estaba tan cansado, tan cabreado, tan harto, que no fuí capaz. Quizá algunos me llamen exagerado, pero os prometo que es real. Ayer tardé cuatro horas y veinte minutos en llegar de Madrid a Estambul. Y tres horas y diez minutos más en llegar del aeropuerto de Estambul a mi hotel. Esta es una ciudad eternamente atascada, pero normalmente los problemas más graves están en el punto en el que se juntan la parte europea con la asiática. Dos continentes en la misma ciudad que se conectan gracias a un puente que pasa por encima del Bósforo.


El problema fue que ayer el atasco estaba ya en el aeropuerto. El taxista, que al menos hablaba inglés, me juraba que en diecisiete años de profesión nunca había visto nada igual. Podéis imaginar estar más de tres horas a trompicones dentro de un taxi en el que el taxímetro no deja de correr. Cuando llegué a mi habitación no sabía si vomitar, echarme a dormir o gritar por la ventana. Opté por algo más civilizado que fue simplemente abrir la ventana para respirar aire fresco y disfrutar de las presuntas vistas a una ciudad, que aunque atascada, es increíble. ¡Qué decepción! Para todos aquellos que piensan que siempre vamos a hoteles de lujo en los mejores lugares de cada ciudad os pongo esta foto que es el increíble paisaje que veo desde la ventana de mi habitación.


Tuberías, un compresor enorme de aire acondicionado y decenas de tejados de uralita que cubren los numerosos talleres de coches que hay debajo del hotel. Estamos en un barrio o ciudad dormitorio que se llama Bostanci. En la parte asiática, a media hora del circuito y a una distancia indeterminada en tiempo del centro de la ciudad. Todo depende del atasco.

Eso sí, el hotel es caro. Un chamizo que en España tendría dos estrellas y por el que nos cobran 360 euros por noche. Un robo. Es lo malo de la Fórmula 1, los precios se disparan y los abusos no los controla nadie.

8 comentarios:

David dijo...

Joder Antonio, no haces más que quejarte, ja ja ja. Gajes del oficio que se llaman, ¿no?. Me ofrezco voluntario para vivir el mundial tal y como tu lo vives, no me importaría nada currar lo que currais, que no lo se pero me lo imagino, con tal de acceder a todos y cada uno de los lugares a los que consguís entrar. Nada decirte que es la primera vez que escribo en tu blog y transmitiros las gracias a todo el equipo de telecinco que nos haceis vibrar cada carrera y felicitaros por todas y cada una de las retransmisiones que habeis llevado a cabo en estos ultimos años y también trasladaros que sin duda os vamos a hechar de menos el año que viene. Animo y seguir en esta excepcional linea. Me ha quedado un poco pelota, pero lo tenía que hacer para pedirte un pequeño trabajo sin animo de lucro, me ofrezco voluntario para llevaros las maletas a todas las carreras... David, Aranjuez

Anónimo dijo...

Antonio tiene razón.Nosotros vemos la parte divertida.viajar por el mundo,estar con los pilotos,retransmitir carreras,pero todo no es de color de rosa.Seguro que antes de cada gran premio tienen un trabajo enorme.Ánimo,Antonio,piensa que gracias a tu trabajo nos haces disfrutar(a los que nos gusta vuestra forma de retransmitir las carreras) todos los fines de semana de gran premio.
¡¡¡ÁNIMO ALONSO!!!

Anónimo dijo...

Una pregunta os hago a todos, incluido Antonio si le apetece contestarla. ¿El año que viene en la sexta quien retransmitirá la F1? ¿Han comprado sólo los derechos televisivos o Antonio, Gonzalo e incluso nuestro amigo Pedro tambien van incluidos en el pack y se pasarán a la sexta? Un saludo amigos.

Paco_ToyotaF1 dijo...

Telecinco tiene que gastar tela de dinero en ustedes xD

Forza Toyota

Anónimo dijo...

Antonio, no hieras sensibilidades que en España hay chamizos de cuatro estrellas y hoteles de dos estrellas más que dignos: Yo dirijo uno de ellos.... jajaja
Bueno, no te lo tomes muy en serio, suerte en el Gran Premio. Yo digo que aquí ganamos, aunque haya dos coches menos haciendo de tapón en los doblajes de los Ferrari!!

Anónimo dijo...

Jajaja muy buena la foto del taxímetro.

Suerte por allí y ya te veremos este fin de semana a ver qué nos cuentas.

Charo dijo...

Hola Antonio, me encanta que cuentes todo esto porque la mayoría de nosotros os imaginamos una vida maravillosa de viajes, lujos, etc.
Esta es la realidad de un reportero y ya era hora de que alguien lo contara. Por ello te doy las gracias infinitas.
Un besote desde Asturias (aquí también llueve, si te sirve de consuelo)

Jose dijo...

Ola maestro.Me ha echo gracia eso de no sabias si chillar jeje.Que tengas suerte todo el fin de semana.Un abrazo