martes, 5 de febrero de 2008

TRISTE, PENOSO Y DAÑINO

Independientemente de la amplificación sensacionalista que se está haciendo en Inglaterra, lo que ocurrió en el Circuito de Cataluña el pasado fin de semana fue vergonzoso. Sí, es triste que paguemos todos por la actitud de unos pocos, pero es lo que hay. El olor a podrido, por pequeño que sea su foco, se impone sobre todo. La Fórmula 1 no es así. Actitudes cómo esta son propias de otros deportes y de países retrasados. Me fastidia profundamente por muchas razones: primero porque quiero creer que vivo en un pais que no racista; segundo porque independientemente de las pasiones deportivas siempre hay que mantener el respeto a los pilotos. Es posible que Hamilton haya hecho muchas cosas mal el pasado año, pero lo mejor sería ganarle en la pista con nobleza. Criticarle lo que haga mal, como a cualquier otro, y alabarle lo que haga bien, que también fue, y seguramente será, mucho; tercero porque temo que esto vaya a más y entonces empezaría a ser peligroso y cuarto, porque ese sector minoritario que desde hace cuatro años se sienten dolidos con la llegada del Alonsismo, esos que se creen que tienen más derecho que los recien llegados al deporte por el simple hecho de haber visto más carreras, los que critican la masificación o futbolización de los aficionados de la Fórmula 1, estarán gordos de satisfacción porque creeran tener algo de razón.


Sí, también la culpa la tenemos los medios. Los que fomentan o fomentamos, seguramente de forma inconsciente, el odio a Lewis Hamilton y Mclaren. Los que buscan constantemente la polémica y la confrontación. Desde mi punto de vista sólo puedo decir que he criticado con dureza a Mclaren y a Lewis, pero es cierto que lo que hicieron el año pasado, desde mi punto de vista, fue dañino, poco deportivo y poco elegante. Criticaré este año con la misma dureza lo que ocurra, en Mclaren, en Renault o donde sea, pero que nadie me malinterprete. Para mí, y lo he dicho cientos de veces, Hamilton es un grandísimo piloto. Le falta todavía para tener el nivel de Fernando Alonso, pero si controla su ambición está llamado a ser uno de los grandes. Es rápido, ambicioso, inteligente, joven... y por eso si Fernando Alonso o cualquier otro piloto español le bate en la pista será una gesta aún mucho más importante. Meterse con su raza o con su familia... es mezquino y estúpido.

2 comentarios:

Sara Rodríguez dijo...

TU Y SERRANO SOIS LOS QUE HABIS CREADO TODO ESTO^^

Pepe jtoncas@gmail.com dijo...

Hola Lobato. Hoy me he enterado que provablemente has fichado por La Sexta (no se si será verdad). Desde la carrera de Monza 2008 he descubierto tu block, y hoy me he dado cuenta que tiene "marcha atrás", por lo que me he dedicado a ver todas las noticias y comentarios desde su creación.
Al ver que en estos comienzos sólo se había escrito un comentario a esta noticia del "Primer día del Nano en Rinó" he querido escribir otra entrada en tu primer post para recordarte lo que has crecido.
Tienes a una gran cantidad de incondicionales (entre los que me incluyo) a los que deleitas con historias que no podemos encontrar en ninguna parte.
Quiero sólo animarte a que sigas así, en lo que queda de Telecinco, en tu continuidad en La Sexta o donde coño quiera que vayas en un futuro, ... y que vayas consciente de las ALEGRÍAS que nos has deparado a tantos aficionados en este alma tuya que es tu block.
Un abrazo y... GRACIAS!!